Hol@ a tod@s. La idea de una saga juvenil se me apareció a principios del mes de noviembre del año pasado, pocos días antes de presentar mi última novela. Como cualquier otra idea, dejé que madurara un poco en mi cabeza, y a primeros de este año ya empecé a estructurar lo que quería que fuera la saga.
 

¿Qué es Indómitas?

Una saga juvenil romántica (todavía estoy pensando si quiero añadir elementos fantásticos o paranormales a las tramas), protagonizada por 6 chicas jóvenes (de entre 18 y 24 años), ambientada en Madrid, narrada en tiempo real (la primera novela transcurre entre 2013 y 2014) y que cuenta las aventuras y desventuras de estas heroínas anónimas que hacen frente a la vida con una sonrisa y muchas ganas de vivir.
 
Habrá chicos, muchos chicos, y para todos los gustos; habrá amor, pasión, sexo, drogas; personajes comprometidos, algunos buenos, otros malos... otros peores. Habrá situaciones divertidas... Y otras no tanto; conflictos de pareja, laborales, académicos... Y alguna que otra sorpresa que todavía no sé ni yo...
 
La saga está estructurada en 6 libros (ni uno más ni uno menos), de alrededor de 150-180 páginas cada uno, aunque eso, por supuesto, puede variar una vez me ponga a escribir... Ya sabéis que las Musas tienen ideas propias sobre lo que debe o no debe ser una historia. Y el autor, ni que decirlo, ni pincha ni corta cuando las Musas deciden lo que ha de ser.

 

Y hasta ahí puedo decir hoy...
La primera novela, que aún no tiene título, empezará a escribirse en septiembre si todo sale según lo previsto con las novelas que llevo entre manos ahora.
Os iré informando...
HASTA PRONTO...
Apenas quedan 4 días para dar el pistoletazo de salida a la Saga Indómitas. Ya tenía yo ganas, ya. No es mucho lo que os puedo contar, aún estoy desarrollando los “esqueletos” de cada libro, trazando rutas (por dónde va a ir la primera historia) y escribiendo todo tipo de ideas que se me pasan por la cabeza: nombres de bares, tiendas, gente; esquemas de relaciones, familia, etc. También he elaborado un calendario de planificación —fechas de inicio/fin del manuscrito (aproximadas), registro y publicación (en Amazon, ya os lo digo ahora)—; ya sé que a priori puede parecer demasiado programado, pero si no lo hago así, luego me dejo llevar y lo que debería ocupar 150 pgs ocupa el doble y lo que debería llevarme 7 u 8 meses, me lleva el doble de tiempo. Y no quiero eso. Una buena organización es fundamental para una buena disciplina de trabajo.
 
Tengo apuntados ya los títulos que van a componer los 6 libros de la serie. No, no puedo desvelaros nada aún, pero conforme vaya terminando y registrando las novelas os iré dando más pistas, jejeje.
 
Al principio pensé en introducir elementos fantásticos/paranormales, dado el éxito tremendo que tiene este tipo de sagas juveniles, pero lo cierto es que no me siento muy a gusto en un tema que ni creo ni domino, y prefiero moverme en la línea de Federico Moccia (A tres metros sobre el cielo, Tengo ganas de ti…), Marian Keyes (las hermanas Walsh) o nuestra Noelia Amarillo (Amigos del barrio), que han hecho sagas románticas actuales con mucho acierto y mayor éxito. He comprobado que cuanto mayor conocimiento tienes del tema que tratas, mayores son las posibilidades de conectar con el lector y hacer tu novela creíble y honesta.
 
Para los que creen y/o temen que haber escrito una novela de lesbianas me convierte indefinidamente en una autora “LGTB”, aclarar que aquí no habrá relaciones homosexuales, quizás aparezca un personaje de este colectivo en alguno de los libros, pero será algo puntual y con poco protagonismo. No por nada, simplemente esta saga trata otros temas, está en otra longitud de onda… No me gusta que me encasillen en ningún género; antes al contrario, tengo complejo de saltamontes porque me gusta ir de un lado a otro y hacer siempre cosas nuevas que impliquen un desafío y un compromiso, conmigo misma y con los demás.
 
En cuanto a la publicación y después de pensármelo mucho y considerar mis expectativas, mi situación profesional y también la personal, he decidido optar también por la publicación en Amazon/Kindle para esta saga. Afortunadamente, cuento con una diseñadora de primera: Olalla Pons, que, si no hay inconveniente, se ocupará de las 6 portadas de la saga. Y creedme cuando os digo que poder confiar en alguien así es… Uff… No tiene precio. La tranquilidad de contar con profesionales es impagable y da no solo seguridad al autor, sino entusiasmo y estímulo para seguir caminando el camino.